miércoles, enero 07, 2009

Apuntaciones sueltas (I)

En una divertida novela—sólo eso, y está bien— de Xavier Moret titulada El impostor sentimental (1997), el director del periódico La Verdad exige al protagonista enviar la crónica de un premio literario una hora antes de que se haya fallado. “—Esas cosas se saben...” es el tema de ese capítulo del que siempre me acuerdo cuando se habla del Premio Planeta o del Premio Nadal. Ayer, día de Reyes, a primera hora de la mañana, ya había escuchado que el Nadal iba a ser para Maruja Torres, y no era ninguna quiniela. Y así viene siendo desde hace muchos años con estos premios. Yo pediría a Maruja Torres que leyese en voz alta el capítulo de la novela de Moret cuando conceda entrevistas y promocione luego su novela, y que se acuerde de los centenares de autores que siguen enviando sus originales al premio. Ni que decir tiene que el periodista protagonista de la novela de Xavier Moret envió su crónica antes del fallo y acertó. Esas cosas se saben...

1 comentario:

escritor frustrado dijo...

Eso, que se acuerde de los cientos de desgraciados que mandamos nuestros originales con ilusión a unos premios donde nadie va a leerlos. El Nadal, cada vez más comercial.